Galleries

“La Madrileñita”, cuento de fantasmas en Savannah

“LA MADRILEÑITA”
Ana María Ruimonte ©2018

No fue una coincidencia que mi marido y yo viajáramos en febrero a Savannah, la ciudad de “Forrest Gump” y “Midnight in the garden of Good and Evil” de John Berendt, para asistir a un Congreso de Copyright en las Artes.
Savannah es una bella y misteriosa ciudad. Me senté en un banco de la plaza llamada Chippewa Park y me sentí como si me hubiera despertado en el siglo XVIII. Las calles del centro histórico estaban muy poco transitadas. Caminando, llegué a un parque que era un cementerio. Había algunas personas sentadas en bancos. Otras, paseaban a su perrito. Lápidas y esquelas contaban quiénes eran los personajes más ilustres de la ciudad. Personas y almas convivían en soledad acompañada. Leí sus historias: Aquel joven cuyo nombre no puedo recordar que murió durante un duelo para defender su honor; el fundador del primer periódico de Savannah; Edward Greene Malone (1777-1807), reconocido como el más fino pintor de miniaturas de los Estados Unidos; Hugh McCall (1767-1823), el autor del primer tratado de historia del estado de Georgia en la época de la Guerra de la
Independencia y que manifestó “Nunca olvidaremos la sangre que vertieron los patriotas sufridores y la preciosa joya que con su sangre compraron será cuidada con coraje y las generaciones postreras les recordarán con gratitud”; y William Scarborough (1776-1839), hombre de negocios y diseñador del primer barco a vapor que cruzó el Océano Atlántico en 1819. Bello paseo histórico y muy bien documentado en el cementerio del Centro Histórico de esta ciudad que tanta información me aportaba sobre la guerra de la Independencia y la Guerra de la Secesión o Guerra Civil.
Savannah, ciudad de mansiones, calles y plazas fantasmagóricas.

Seguí caminando y vi una escultura de una familia de negros que narraba cómo habían sido apartados de su país de origen, separados de sus familias para finalmente ser tratados en condiciones  infrahumanas como esclavos de las familias adineradas trabajando duramente en los campos de cacahuete, tabaco y algodón.

Un río verdoso y espeso muy caudaloso y extenso que se nutría de afluentes para aumentar en fuerza y volumen, atravesaba Savannah para desembocar en el Océano Atlántico algunas millas más allá. Miré a mi alrededor y vi los bellos paseos repletos de árboles gigantes de los que colgaban helechos verdes azulados. Se dice que son las barbas de los españoles cuyos fantasmas avanzan entre los árboles deslizándose en la búsqueda de la amada que persiguen.
La casa rosa, “The Pink House”, era una bella mansión, y en  uno de los salones más íntimos lucía el grabado “El Glorioso”, el famoso galeón español y triunfo de la marina inglesa. El barco lucía muy hermoso e impecable con un león que parecía rugir en la proa y con una bandera de la corona de Castilla y León. Una pequeña bandera inglesa sobre esta junto con unas líneas indicaba que los colonizadores ingleses estaban muy orgullosos de esta importante conquista naval.

No fue esa noche sino al día siguiente cuando La Madrileñita y yo nos encontramos. ¿Y dónde iba a estar ella esperándome si no en un museo para poder mirarnos a los ojos?   Ella colgada en la pared de un salón de altos techos de una hermosa mansión en compañía de otras pinturas y esculturas. Me miraba sinceramente de frente, con los ojos muy abiertos pero tranquilos y curiosos. Su boca entreabierta y relajada como si aún estuviera respirando del mismo aire que yo…
¡Qué bella era! Su pelo, recogido por detrás con dos lazos rojos a juego con sus labios y su vestido con medias mangas con tiras muy anchas, acampanadas y transparentes marcadas por un brazalete de lazo dorado con lazos rojos grandes sobre los hombros.
Un cuello al vies mostraba su busto discretamente sobre el que lucía un medallón dorado de forma apical con tres engranajes de perlas blancas. En el centro del vestido, adornos con lazos verdes al vies en líneas finas como si se trataran de flores con largos tallos, que daban la sensación óptica de fuerza centrífuga, como si la Madrileñita estuviera a punto de echarse a bailar. Punteados dorados como
copos de nieve caían por su vestido entallado a la cintura.
Ella se mantenía firme en equilibrio y sentada con un brazo en jarras mientras que el otro brazo descansaba sobre su falda, mostrando dos delicadas pulseras doradas. Sus dedos
finos y elegantes se juntaban en el extremo y sus uñas mostraban el color natural de su piel.

¡Qué bella me esperaba La Madrileñita! Las dos nos miramos fijamente… Cuando nuestros ojos se miraron, le pregunté… -“¿Quién eres tú?” y ella me contestó: – “Soy tú”.… Leí su inscripción como hiciera con sus amigos almas en el cementerio del parque… La Madrileñita de Robert Henri, 1910
-“¿Cómo es posible que te mantengas tan bella, tan impecable durante todos estos años, mi yo?”
Tantos años esperándome con los ojos abiertos para mirarme por fin… para que yo le contara con mi mirada, con mi interior más profundo que era de mí, qué hacía, cómo iba con mi música y mis canciones por el mundo…  De repente, me confesó:
– “Soy bailarina, y tú cantante. Las dos madrileñas. Las dos nacimos para el arte y viviremos por él. No te rindas, pues tú también triunfarás. Sigue adelante, bella y atenta, como estoy yo.”
Continúe caminando, pero volví a despedirme y al mirarla de nuevo a los ojos ella me confesó: – “Te seguiré esperando siempre. Vuelve de nuevo pronto a Savannah y canta para mí.  Tu voz es magia y yo, con el aire, bailaré con tu música. Nos hemos reencontrado finalmente, mi yo.”
Compré su postal en la recepción del museo y me la traje conmigo. Cuando la miro, le digo: – “gracias por acompañarme.”
Todos los que la ven saben que soy yo. Yo también lo sé.

“La Madrileñita” de Robert Henri se encuentra en el Telfair Museum de Savannah. 

Murillo 400th Anniversary

This is the year of Baltasar Murillo, a leading painter of the Baroque era in Europe. Born in Sevilla on the cusp of 1618 in southern Spain, Murillo’s 400th birthday is being celebrated throughout the world this year. This painting of his hangs in the Smithsonian National Gallery of Art in Washington, DC. Titled “Two women at a window” it represents for us his vision as reflected in our production “The Cart of Love”.

Educational & Artistic Workshops “Ventanas a la Vida” or “Windows to Life” by Ana María Ruimonte ©2018

Ana María Ruimonte has created bilingual multidisciplinary and interactive workshops for students in Elementary, Middle and High Schools titled “Ventanas a la Vida” or “Windows on Spanish Life”. Each program, individualized by age group, includes hands-on experience for students in music, painting, poetry, body expression, dancing and puppetry.

Owlsong Workshops

“Cantar con el Corazón”, “Singing with the Heart”
“For the diffusion of the LatinoAmerican Classical and World Music”
18 July 2017, Philadelphia
Rosas para Ernesto Lecuona

¿Quién dijo que la música une corazones, establece la comunicación fraternal, que es un idioma universal? ¿Acaso la música no une los lazos, abre las fronteras y favorece las comunicaciones y con ellas, el comercio internacional? El intercambio de productos y, en concreto, de la música como producto cultural, es lo que conmueve los corazones, lo que despierta los sentimientos y la curiosidad, lo que hace posible imaginar otros mundos, otras tierras, otras civilizaciones y lo que impulsa al consumidor en el deseo de probar algo nuevo, en su búsqueda de la belleza universal. La música de Ernesto Lecuona es valiosa y duradera, y es patrimonio de la humanidad. Sin importar ideologías, los sentimientos viajan a través de la música y atraviesan las fronteras económicas y financieras, y se infiltran y dejan en los corazones un aroma de rosas rojas y frescas, una caricia para las almas, una forma de expresión para todos los amantes, un momento de respiración interna, un mecanismo de reparación social, un descanso para los consumidores y una elevación de las almas hacia la eternidad de la vida, en el momento perpetuo que cada uno de nosotros vivimos. Y es que ese conjunto de pequeños momentos forman parte de nuestro caminar en la vida. Es la música de Ernesto Lecuona, la que nos hace pensar en el ayer y en mañana y la que nos hace la vida más hermosa. Por eso, es el producto musical que todos necesitamos.
La oportunidad de la visita de Huberal Herrera desde la Habana, con 88 años recién cumplidos, nos muestra que esta música rejuvenece las almas, las dota de ilusión infinita, de una salud de hierro. Nos muestra que no importan los años que pasen, que el sentimiento de la pasión por la vida, se puede alimentar día a día con la música de Ernesto Lecuona. Huberal Herrera es un modelo ejemplar para los más jóvenes y los más mayores.
Viene en septiembre como “invitado especial honorífico” a los Estados Unidos en una tour de ponencias o “workshops” con sede en Filadelfia. Todos los filadelfienses deben enterarse de su visita.     Y gozar escuchando el disco Rosas para Ernesto Lecuona  a través del piano de Huberal Herrera y de su magnífica interpretación. Y entonces, mis sueños se verán realizados:  Rosas para Ernesto Lecuona. De regreso a Cuba – La Música Abre Fronteras y Corazones, Hoy in Delaware:
“El piano de Huberal Herrera es diferente y distinguido. Sus melismas, sus cambios armónicos, las partes improvisadas llenas de fantasía lecuoniana, las dinámicas y rubatos, los adornos y recursos expresivos, su sentido del ritmo, la absoluta compenetración con la línea vocal en melodía y contexto, los colores resultantes, los diálogos melódicos… Estoy realmente orgullosa de este trabajo minucioso y me siento la soprano más afortunada del mundo en este momento por haber tenido la posibilidad de trabajar este repertorio con un conocedor de la obra de Ernesto Lecuona tan excelente. Es todo corazón y pasión, y dentro de la perfección, la agilidad y el dominio interpretativo. Queremos que venga a los Estados Unidos para dar a conocer esta música en los workshops, para que todos podamos disfrutar de su arte y de esta bella música, orgullo de la humanidad.”
Ana María Ruimonte, soprano y Presidenta de Owlsong Productions.
OWLSONG PRODUCTIONS, empresa cultural que tiene entre sus objetivos la difusión de la música clásica vocal española e hispanoamericana y el jazz en los Estados Unidos y en todo el resto del mundo.

 

Returning to Cuba with Huberal Herrera

Returning to Cuba
Returning to Cuba with Huberal Herrera

ROSES FOR ERNESTO LECUONAReturning to Cuba – The music opens frontiers and hearts.

Ana Maria Ruimonte arrived in Havana with Alan Lewine looking for that certain composer, dazed by Ernesto Lecuona’s beautiful music that she felt defines her.
“My mother heard me in recital singing the aria of “Maria la O” and she opened my eyes and set my fate with her words “that song suits you perfectly”…

Two years later, Ana Maria performed a recital dedicated entirely to the music of Ernesto Lecuona. The recital, in New York at The National Opera Center of Opera America, was part of the Owlsong concert series, “Ruimonte’s Manhattan Series” supported in part by the Association of Artists and Interpreters, AIE.

Thanks to google search, Ana Maria found the pianist she was looking for, Huberal Herrera, the world’s leading interpreter of Lecuona’s music. She travelled with Alan Lewine to Havana for the first time to start to work with him and prepare this music for performance at Museum of Fine Arts of Havana.
We worked together and performed the recital in the theater of Havana’s Fine Arts Museum, and when I was returning he gave me a bunch of rare Lecuona scores that he had chosen especially for me, so I could continue working with this repertoire”.

Huberal Herrera recorded the complete piano works of Ernesto Lecuona in 2000 for Spain’s Society of Authors and Performers, SGAE. As he wrote in the notes of the 3 CD set:
I met Ernesto Lecuona in person in the 50’s. He was a tall man, his hair was black, with expressive eyes and a man of few words, but nice and accessible. In his house, where he was always surrounded by friends, there were often spontaneous performances where someone sang and others played piano. Once I was there and when he asked me, I sat to play… Afterwards, he sang my praises and asked me what I did. I told him that I had three university degrees, in legal specialties, and that I had also just finished my piano studies. He said he was impressed, especially since I was quite young at that time. Since that day, we started a great friendship… He gave me the opportunity to perform his pieces… he gave me advice that to today continues to add to my understanding of his pieces, and he favored me with a present of some handwritten original pieces that I felt fortunate to premier.
The maestro agreed to collaborate with Ana Maria Ruimonte to record a new CD to be titled “Roses for Ernesto Lecuona” in the studios of Pablo Milanés, PM Records in Havana in January’17, with famed engineer Adalberto “Berty” Hernandez at the controls. This CD promises to be quite special. As Huberal told an interviewer in Havana, “these recordings rescue these really beautiful songs from oblivion, as they are rarely sung recently. They were chosen with exquisite taste by this soprano, to further enrich the vast repertoire of Iberoamerican music.”
Having a direct connection to Ernesto Lecuona, working with maestro Huberal Herrera provides an interpretation in the style the composer wanted. Lecuona had such trust in the young Huberal Herrera that he personally asked him to review and revise some of his music during the compositional process.
Ernesto Lecuona (1895-1963) was a leading composer of his era in the Spanish-speaking world, publishing over 400 songs, 31 orchestral pieces, numerous theatrical works ranging from opera to zarzuela and dozens of ballets, film scores, concertos and chamber works.
Lecuona often praised the young Huberal Herrera for his profound knowledge of his music frequently expressing his delight when listening to maestro Herrera play the piano.
Ruimonte said, “The piano style of Huberal Herrera is different and distinguished. His melismas, harmonic changes, his improvisation full of Lecuonian fantasy, the dynamics and rubatos, the ornaments and ex- pressive approach, his rhythmic sense, the total rapport with the melody and context of the vocal line, the resulting colors, the melodic dialogues…I am really proud of the detailed work we did, and I feel like the luckiest singer in the world at this moment because I have had the opportunity to work on this repertoire with so excellent a connoisseur of the music of Ernesto Lecuona. Huberal Herrera is all heart and passion, and his agility and interpretive imagination exemplifies perfection. We want him to come to the United States to perform this music with us in theaters and auditoriums, so America can enjoy his art and this beautiful music, which is the pride of humanity.
Owlsong Productions expects to release the album “Roses for Lecuona” during the summer 2017. More Info: www.owlsong.com

Romeo and Juliet Meet in Manhattan

Romeo and Juliet Meet in Manhattan
Romeo and Juliet Meet in Manhattan

December 1, at 8 pm:

Excerpts of “Capuleti e i Montecchi” by Bellini, one of the most beautiful belcantist operas of all the times, where Ana María Ruimonte is Romeo and Eugenia Forteza is Giullietta, wonderful couple of singers specialized in the italian bel canto.

In Opera America, 330 Seventh Ave, (Between 27 & 28th St), New York.

Tickets in: www.mkt.owlsong/com, $20 general.

“Los RUIMONTE” perform in Tucson, Arizona

Un salto musical desde Nueva York a la espiritualidad del desierto de Arizona

30 agosto 2016

Por Ana María Díaz de Lewine

En su gira de verano, los Ruimonte actuaron en concierto para los habitantes de la ciudad experimental de Arcosanti en Arizona. Esta localidad supuso un descubrimiento para la española Ana María –”tengo la impresión de estar en otro planeta”–, mientras que Alan ya había estado allí anteriormente en el año 1978 durante el famoso festival de música. “Tuvimos suerte porque nuestro coche no entró en estado de combustión aquella noche en que se incendiaron en el aparcamiento, en aquel suceso que se conoció como Car-B-Que”.

Diseñada por el arquitecto Paolo Soleri, Arcosanti es una ciudad experimental en continua construcción y expansión sobre la base de la Arcología, donde la naturaleza da la mano a la ecología. En un emplazamiento natural, su diseño alude al sol y a la tierra arcillosa del Gran Cañón de Arizona.

Las ciudades actuales llenas de coches, donde se fomenta la individualidad y el consumo, generándose altos niveles de contaminantes, y donde el acceso a cualquier lugar requiere siempre el uso del vehículo, hizo resurgir este movimiento de desarrollo alternativo de un nuevo modelo de vida y convivencia social más acorde con la naturaleza, en los años 70.

En agosto de 2016, habiendo transcurrido más de 40 años desde su nacimiento, aún se mantiene viva y activa. En recital espontáneo, durante una noche calurosa del verano de Arcosanti, y con un fondo de escenario del cielo con las estrellas y una bella Luna, la dulce voz de Ana María Ruimonte, acompañada por los acordes y las notas graves y rítmicas del contrabajo de Alan Lewine, colorearon la noche de música sefardí, boleros y, destacaremos la famosa pieza de Star Trek, que tan apropiada resulta en un espacio como Arcosanti.

Al aire libre, bajo la cúpula de gran resonancia “The Vaults”, diseñada por el arquitecto y habiendo sido construida por colectivos colaboradores y creyentes del proyecto y la idea, se originó un eco natural que envolvió todo de magia y música.

Al final de la velada, y seguramente atraído por el recital, un pequeño escorpión merodeaba alrededor, ya que los habitantes de Arcosanti conviven pacíficamente con los invertebrados y artrópodos, especies animales del precioso desierto de Arizona.

ARCOSANTI

Emanu-Elfoto1

Días después, y a su llegada a Tucson, los Ruimonte actuaron en su recital “Sephardic Treasures” en la sinagoga Emanu-El, con las canciones de tradición oral de mujer a mujer, de generación en generación, que procedentes de la España del siglo XV, fueron recogidas por musicólogos en el norte de Africa a principios y mediados del siglo XX.

Canciones mágicas con un toque moderno y actual que tanto gusta y atrae a todas las personas que lo escuchan y a las que gusta la música y la magia de las historias de nuestros antepasados.

Y, para finalizar la gira, en la Sala al Aire Libre de Monterey Court, enclavado en un centro de artesanía, los Ruimonte actuaron en su recital “9 Siglos de Música en una noche” y los originales de Alan Lewine, junto a Glen Gross, a la trompeta y saxofón. Fue para ellos un cariñoso reencuentro, tras su colaboración en el disco que grabaron en el Teatro KIMO de Alburquerque en 1985, titulado Alan Lewine’s Septet Originales. Algunas piezas se han editado remasterizadas en el disco Sampler de Owlsong Productions.

Colaboraron en este recital el músico de Puerto Rico residente en Tucson, Eddie Rodríguez, a la percusión, y el músico nativo norteamericano Tony Redhouse, el cual nos comentó: “Yo utilizo instrumentos y melodías de los indígenas americanos, de mis antepasados navajos, para unir a todas las almas de este mundo, para traer la paz con la meditación y la música”.

“A diferencia de la tendencia actual de separarnos en sociedades y en razas y del fomento de la individualidad, yo busco lo contrario porque creo que es el verdadero modo de encontrar la paz, la belleza y la felicidad. Trabajo con adictos a las drogas ayudándoles a superar su adición, y con enfermos terminales, en especial enfermos de cáncer, y les ayudo a paliar su dolor con la meditación y con mi música, la música del desierto de Arizona”.

CortesiaAnnaRoeder

Así lo demostró, a la flauta y la percusión, con Alan Lewine, y según Ana María, “la versión de la canción de García Lorca, Las Morillas de Jaén, ha sido sublime, bellísima. Ha sido mágico y sobrecogedor. Agradecemos a la Asociación de Intérpretes, Artistas y Ejecutantes de España, por su apoyo en nuestras giras de recitales en vivo y en directo”.

(Créditos fotos: Anna Roeder, Jacob Pinnas y Ruimonte).

(English Version)   ———————————————————-
A musical leap from New York to the spirituality of the Arizona desert
By Ana María Díaz de Lewine and Alan Lewine

After playing Manhattan in July, Los Ruimonte traveled for two weeks to Arizona, in the southwest deserts of the United States. During the summer tour, Los Ruimonte performed in live for the people of the experimental city of Arcosanti in Arizona. This city was a revelation for the Spanish singer Ana María Ruimonte, “I feel like I’m on another planet.” While bassist/music director Alan Lewine had last been there in 1978 during the (in)famous music festival. “We were lucky our car didn’t burn that night when 100s of cars accidentally burned in the parking lot, in what it was known as the Car-B-Que.

Designed by Paolo Soleri, Arcosanti is the beginning of an experimental utopian community under continuous construction since about 1970. It develops following Soleri’s principle of Arcology, where architectecture is guided by ecology. In a natural location, Arcosanti is designed to face the sun and reminds us of the red clay ground of the Great Canyon of Arizona. Cities today, full of noise, where individuality and consumerism prevail, full of pollution, and where cars are indispensable, led to this movement of living together closer to nature.

In August 2016, more than 40 years after its birth, Arcosanti remains active and alive, a spaceship on earth, a community of perhaps 100, many of them temporary volunteers working and learning there.

In a pop-up recital, spontaneously scheduled for a hot summer night in the open-air Vaults of Arcosanti, with the sky, the stars and a beautiful moon for a backdrop, the sweet voice of Ana María Ruimonte was heard, rhythmically accompanied by the chords and low notes of the bass of Alan Lewine. The night was colored by Sephardic music, boleros, and the famous theme from Star Trek, which seemed so appropriate at Arcosanti.

Outdoors, under the arch of “The Vaults”, designed by the architect Soleri and built by collaborators and volunteers who believed in the idea and the project, a natural echo emanated and the night evolved with magic and music to an appreciative group of reaidents. “Your voice echoed to the heavens this night” said Rob Jameson, the Technology Manager of Arcosanti. At the end of the night, a little scorpion, surely attracted by the music, was found by our feet. The people of Arcosanti live together and peacefully with the invertebrates and arthropods, animal species of the beautiful desert of Arizona.

Some days after that, in Tucson, Los Ruimonte performed their recital “Sephardic Treasures” at Temple Emanu-El, telling of the context and presenting songs preserved in the oral tradition from woman to woman, and from generation to the next generation, originating in the Jewish communities of Spain of the 15th Century and earlier, and collected by musicologists around the Mediterranean and in North Africa in the first half of the 20th Century. Magical songs with the real touch of life , meaningful for the listeners who like music and the stories of our ancestors.

And at the end of the tour, outdoors, at Monterey Court, Los Ruimonte performed the recital “Nine Centuries of Music in One Evening” together with some originals of Alan Lewine, and featuring Glendon Gross, on the trumpet and saxophone. It was for them a tender reunion as Glen played on Alan’s first album, recorded live at the Kimo Theater in Albuquerque in 1985, released originally in 1986, with some of the tunes remastered and rereleased on the CD “Owlsong: Sampler” in 2014 by Owlsong Productions.

Monterey1
Other musician at Monterey Court included the New Yorican bonguero, Eddie Rodríguez, now living in Tucson, and Tony Redhouse, Native American multi-percussion master from San Francisco, in a very unique collaboration. Tony told us “I use instruments and melodies of the American indigenous tradition, of my Navajo ancestors, to set together all the souls of this world, to give peace through meditation and music. This is different from the usual tendency to separate us into societies and races, where individuality prevails, I look for the opposite because I think that it is the sincere way to find peace, beauty and happiness.

Monterey4

I also bring my music and techniques to my work with addicts, helping them to get over their addiction, and in hospice with sick people and cancer patients, and I try to help them to calm their pains with meditation and my music, the music of my people of the desert of Arizona.”

He played and sang one of his originals on his Native American flute and drums, with Alan Lewine on bass.

Ana María closed the program saying: “these versions of the two songs by García Lorca, and of “Tres Morillas” –“The Moorish girls from Jaén”– and others in our three hour program tonight have been sublime and beautiful in this open-air setting. It has been magic and even startling. We thank our Friends in Tucson and the Spanish association of Artists, Performers and Interpreters, AIE, for their support in our tours and live recitals”.

(Photo credits: Anna Roeder, Jacob Pinnas y Ruimonte).

RUIMONTE triunfa en Cubadisco en La Habana

RUIMONTE TRIUNFA EN CUBADISCO EN LA HABANA

Escrito el 04 Jul 2016

Por Ana María Díaz de Lewine

20, 22 y 24 de mayo de 2016, La Habana, Cuba.

Ana María Ruimonte y Alan Lewine viajaron a La Habana desde Filadelfia invitados por el Ministerio de Cultura de Cuba para participar en la Feria Internacional Cubadisco que se celebra en La Habana anualmente y que, este año, celebra su 20 aniversario. Contó con la generosa colaboración de la Asociación de Artistas, Intérpretes y Ejecutantes, AIE desde España, y de la compañía Owlsong Productions de los Estados Unidos.

AlgunosParticipantesCubadisco

Ana María Ruimonte actuó en el concierto “Rosas para Ernesto Lecuona” junto con el prestigioso pianista cubano Huberal Herrera en el Teatro Auditorio del Museo Nacional de Bellas Artes de la Habana. El recital que incluía canciones del compositor como “Noche Azul”, “Rosa la China”, “Dame de tus Rosas”, “Siempre en mi corazón” y otras, y la interpretación a piano solo de danzas y valses como “Preludio en la Noche”, “Poético”, “Aragón” o “Malagueña”, finalizó con repertorio español de Granados y la romanza de zarzuela “Canción Andaluza” del Dúo de la Africana de Fernández Caballero, que levantó al público de sus asientos entre aplausos calurosos. Como bis final se terminó con la romanza de “María la O”, con grandísima acogida. Entre los aplausos se escucharon “bravos” a España y a Cuba en un final muy emotivo y caluroso.

RosasParaErnestoLecuona1

Esta colaboración abre las fronteras entre Estados Unidos y Cuba, de la mano de nuestra música en español, este lenguaje universal que compartimos con todo Latinoamerica, y cuya música tiene tanto en común por la continua influencia de estilos.

El concierto del grupo RUIMONTE constituido por Ana María y Alan, y titulado “9 Siglos de Música en 1 Hora”, se celebró en la magnífica Sala Lecuona del Gran Teatro “Alicia Alonso” de La Habana, con la participación de los mejores músicos del momento como Reynier Mariño, a la guitarra flamenca, Alejandro Calzadilla al clarinete, Roberto Ross al bongó y percusión y Leandro Cobas al cajón flamenco, constituyendo una fusión magnífica de jazz, clásico y flamenco, cargada de energía.

El repertorio incluyó música sefardí, canciones populares españolas como “La Tarara”, “Bito Manué” de García Caturla, “Samba d’Orfeo”, “Star Trek”, “Bésame Mucho”, la composición de Alan Lewine “Soñando Contigo Sueño” con letras del poeta Juan Ramón Jiménez y temas del Adagio del Concierto de Aranjuez de Joaquín Rodrigo, “Sin Ti”, “María la O”, y otras, todas con arreglos originales del propio Alan Lewine.

El resultado fue un conjunto bien empastado donde solos instrumentales hacían su aparición al estilo de jazz, y melodías y acordes flamencos con ritmos impregnaban las obras. Muchas de ellas fueron reconocidas por el público, pues la tradición musical española se mantiene viva entre las gentes de la bella isla de Cuba.

Otro recital participativo fue el llevado a cabo en la Casa de Alba Cultural situada en la zona del Vedado de La Habana, y, en este caso dedicado a la música Iberoamericana. Los artistas fueron presentados al inicio de su intervención, y pudimos escuchar entre otros a Alexander Alvarez Estupiñan a la guitarra, al Dúo Contrastes liderado por la guitarrista Silvia Frade-Machado, al Coro Polifónico de La Habana o al grupo Ruimonte, entre otros. El éxito fue rotundo con un auditorio al completo.

CasaAlba2

A continuación, se realizó un recital de cantautores procedentes de España y Paraguay, como Juan Trova, Vicente Feliú y Ricardo Flecha, con bellísimas poesías muchas de ellas reivindicativas y aludiendo a los sentimientos de justicia y solidaridad, con introducciones habladas por los propios intérpretes, que nos presentaron las canciones dentro del entorno de la historia.

La Feria Cubadisco 2016 comenzó con la Gala Inaugural realizada en la Sala Covarrubias del Teatro Nacional de Cuba por la Orquesta Sinfónica Nacional en un concierto de canciones de Bossa-Nova con arreglos para conjunto y orquesta, siendo la brasileña Rose Max, la cantante solista. Con un auditorio al completo, el éxito fue rotundo. Y para terminar Cubadisco, una Gran Gala de Clausura, por los mismos intérpretes, con un bellísimo concierto de música cubana para orquesta sinfónica. Con el título “Popularmente Sinfónico” obras como “Danzonete”, “Los Tamalitos de Olga”, “Veinte Años”, “Bilongo”, “Son de la Loma” y “Guantanamera” con los arreglos de Carlos García, Adolfo Costales, Orlando Vistel y Joaquín Betancourt, dirigidos por el magnífico Maestro Oreste Saavedra en un bellísimo deleite musical. La segunda parte, fueron las obras sinfónicas de Formell y Alvarez, con la Orquesta dirigida por el Maestro Joaquín Betancourt y otros músicos invitados (Falcón, González, Coayo, Aldama o Medina).

Alan Lewine que forma parte de la junta directiva de la International Society of Bassists, ISB, llegó a La Habana cargado con una maleta enorme con cuerdas de contrabajo de segundo mano procedente de los contrabajistas de la asociación, y las repartió a la Orquesta Sinfónica, al Conservatorio y al Ministerio de Cultura. Los músicos cubanos se sintieron muy agradecidos de este gesto tan necesario pues, debido a la situación del largo e intenso embargo económico a que se ven sometidos, sufren ciertas carencias que los músicos, solidarios, tratamos de suplir.

HOY en Delaware
Acerca del Autor

Crítica de Arded, corazón, Arded, Ritmo nº880, año LXXXVI

“Esta preciosa joya discográfica española destaca por la calidad del material y por el estilo elegante, fresco y actual, con una buena transmisión del mensaje textual dentro de un entorno teatral. Disco homenaje a Juan Hidalgo y a Juan Carreño, imagen y sonido del siglo de Oro, nacidos hace 400 años. Paralelismo de nuestro tiempo con aquells años, en pintura y fotografía, en la música y sus intérpretes. La voz natural, cuidada y bella de Ana maría Díaz en una magnífica dicción e interpretación teatral-musical de los textos de autores como Lope de Vega, juega con los intervalos y los tempos, y se complementa perfectamente en una unión armónica interpretativa con el resto de los instrumentos. Al cello, Adam Hunter, con un colorido intenso y cálido. Juan Carlos de Mulder, a la guitara barroca, con un sonido algo más metálico y agudo, armoniza, adorna y marca bien los tempos. Resultado final musical evocador, atractivo y seductor. Canciones amorosas con múltiples contrastes como “Vuelve, barquilla”, con el tema de la búsqueda y recuperación imposible del amor; “dizque era como una nieve”, referida a un estilo más popular; “dicen que de Inés” o la seductora “Botonerilla” y llorona la “Labradorcilla”. Preciosa la interpretación final de la Cantata HWV 140 de Haendel”. Michele Scanlon. Ms. Scanlon es profesora en la Academy of Vocal Arts de Filadelfia.      criticadisco

dolorazajick copy AyllónSanCarlosBorromeoShinjiAlan